.

La valeriana es una vieja amiga de la botica tradicional, especialmente en forma de infusión. Su uso como relajante y sedante suave es habitual en todo el mundo, sobre todo para conciliar el sueño o reducir los niveles de ansiedad en épocas de estrés elevado, sea cualfuere su origen.

Al contrario que algunos psicofármacos químicosno posee apenas contraindicaciones (salvo si se combina con otros ansiolíticos o alcohol, o durante el embarazo) y no produce agotamiento o sensación de falta de energía.

Por supuesto que no es la única solución ni la más adecuada para tratar los problemas de ansiedad, sobre todo si éstos son más limitantes o complejos (sólo atenúa los síntomas fisiológicos de la ansiedad).

.

¿Cuál es la dosis recomendada para tomar valeriana? ¿Cómo se consume?

.

La dosis elegida es de administración oral, y se toma en infusiones diarias. Es más eficaz después de tomarla regularmente durante dos o más semanas.

Para adultos, la dosis es de 2-3 g de droga (infusión) o el equivalente en forma de extracto seco, o 1-3 ml de tintura (1:5, etanol 70% V/V), que se ingieren con varias infusiones durante el día. Para la tensión nerviosa, la intranquilidad y la irritabilidad, hasta tres veces al día. Para favorecer el sueño, la mitad de una dosis simple, una o dos horas antes de acostarse, con una dosis por la tarde si es necesario.

No se debe dar a niños menores de 3 años. En niños de 12 años sólo debe administrarse bajo control médico, considerando que la dosis es proporcional sl peso corporal.

No impone ninguna restricción en cuanto a la duración de la administración, ya que no se ha registrado ninguna dependencia ni síndrome de abstinencia.

En cuanto al momento de la toma, depende del objetivo que se persiga. Si necesitas conciliar el sueño, tomala entre media y una hora antes de irte a dormir. Con una dosis de medio gramo (peso estándar de una cápsula de valeriana) deberían notarse efectos relajantes.

Si no percibes efecto alguno con medio gramo, puedes tomar puntualmente un gramo de valeriana (un par de cápsulas estándar, de medio gramo cada una). Tomar más de un gramo buscando un incremento significativo del efecto sedante no tiene mucho sentido, ya que no hay evidencia científica al respecto.

Si bien es cierto que hay casos en los que se ha observado que una sobredosis de valeriana produce una sedación leve en algunos sujetos, no es un dato extrapolable. En cualquier caso, parece probable que la valeriana tenga un poder ansiolítico, más que somnífero. Al menos, eso se desprende de los estudios disponibles al respecto.

Habla con tu médico. Si estás considerando tomar valeriana, consulta al médico para asegurarte de que no interactuará con otros medicamentos o suplementos que estés tomando y de que es recomendable para cualquier enfermedad que tengas.

.

¿La valeriana calma el dolor?

Como sedante suave, la valeriana parece relativamente ser efectiva de manera general. Como somnífero, podría serlo de forma específica. ¿Y como analgésico? Algunos estudios reportan que la valeriana mejora los síntomas de fatiga en pacientes que siguen tratamientos de quimioterapia.

Asimismo, la valeriana podría ser de gran ayuda a la hora de aliviar dolores menstruales. Al menos eso indica el estudio Effects of valerian on the severity and systemic manifestations of dysmenorrhea, que presenta el extracto de valeriana como un espasmolítico de mediana eficacia.

.

¿Qué es la valeriana, al fin y al cabo?

.

Conocida con el nombre vulgar de hierba de los gatos (cuando la droga está fresca no tiene olor, pero cuando se deseca se desarrolla un olor fuerte y característico, desagradable, debido a la hidrólisis de algunos de los componentes de su aceite esencial que liberan ácido isovalérico, de ahí la denominación popular).

La valeriana, originaria del norte de Europa y Asia, se cultiva en diversos países europeos.

.

Valeriana officinalis pertenece a la familia de las Valerianaceae. Se utilizan los órganos subterráneos (rizomas, raíces y estolones). El suplemento a la 1.ª edición de la Real Farmacopea Española aparecido en 1998 define: «La raíz de valeriana consiste en los órganos subterráneos enteros de
Valeriana officinalis L. s.l., incluyendo el rizoma acompañado por las raíces y los estolones, o bien, por fragmentos de estos órganos».

.

La valeriana se conoce y utiliza desde la antigüedad. Ya los médicos griegos y romanos la prescribían como diurético, analgésico y contra la tos. A mediados del siglo xviii, Hill (médico inglés) señaló sus efectos sedantes nerviosos. Tradicionalmente se ha empleado en casos de ansiedad, excitabilidad e insomnio y como antiespasmódico. Pero igualmente se ha utilizado para combatir el dolor de cabeza, en cólicos intestinales, dolores reumáticos, dismenorreas; por vía tópica en cortaduras, pequeñas inflamaciones y para el acné. La medicina tradicional china incluye además su utilidad en resfriados, contusiones y problemas de la menstruación.

.

Composición química de la Valeriana

.

La composición química de la raíz de valeriana incluye terpenos, principalmente sesquiterpenos e iridoides.

  • Los sesquiterpenos son oxigenados y pueden ser cetonas (valeranona), alcoholes (valerianol, alcohol kesílico), ésteres (éster del valerianol), aldehídos (valerenal) y ácidos (ácidos valerénico, acetoxivalerénico e hidroxivalerénico).
  • Los iridoides son triésteres de alcoholes derivados del iridano con ácidos de bajo peso molecular, acético, isovalérico, etc. Las diferencias estructurales entre ellos radican en la naturaleza de los ácidos alifáticos que esterifican las funciones hidroxílicas en 1, 7 y 11. Entre ellos se encuentran valtrato, isovaltrato, acevaltrato, dihidrovaltrato e isovaleroxihidroxidihidrovaltrato. El contenido total de valepotriatos se encuentra generalmente entre el 0,5 y el 1,2 %, siendo el mayoritario (80 %) el valtrato. Todos estos compuestos son muy inestables, sobre todo en medio ácido (pH<3); también se alteran por efecto de la humedad o el calor (>40 ºC), originando aldehídos no saturados (baldrinal, homobaldrinal, etc.).

También contiene glúcidos, almidón, ácidos grasos, ácidos fenólicos, GABA, glutamina y arginina, trazas de alcaloides, resina, flavonoides, triterpenos y aceite esencial (0,3-2 %) rico en monoterpenos (borneol y sus ésteres, canfeno y pinenos) y que también contiene sesquiterpenos (además de los citados anteriormente, cariofileno, cadineno, etc.).

.

Valeriana-Yari-Argentina

Según la Real Farmacopea Española: «contiene no menos de 5 ml/kg de aceite esencial para la raíz entera y no menos de 3 ml/kg de aceite esencial para la raíz cortada, en ambos casos calculado respecto a la raíz desecada».

.

Acción farmacológica

.

De los ensayos in vitro publicados sobre el mecanismo de acción de la droga o de sus componentes se puede resumir: la actividad ansiolítica-sedante-hipnótica de valeriana y de sus principios activos parece ser mediada principalmente a través del complejo receptor GABA. Los principios activos de la valeriana actúan sobre el receptor GABA-A potenciando la actividad GABA-érgica de modo semejante a como lo hacen los barbitúricos. Pero se postula igualmente la posibilidad de que actúen a nivel presináptico en el sistema neuronal GABA-érgico inhibiendo la recaptación y el metabolismo del GABA. Los extractos acuoso e hidroalcohólico de valeriana poseen una concentración de GABA suficientemente alta como para justificar su actividad, pudiendo ser causa directa de la sedación18,19,20. Igualmente se ha detectado la presencia de un lignano, hidroxipinorresinol, capaz de fijarse a receptores benzodiazepínicos.

Los estudios con diversas dosis de extractos acuosos sobre voluntarios sanos han manifestado una acción hipnótica suave, con reducción significativa del tiempo de inducción de sueño y mejoría, también significativa, en la calidad del mismo.

Entre los ensayos efectuados administrando extractos alcohólicos, Schulz et al. compararon, en un estudio randomizado cruzado sobre pacientes con trastornos del sueño, el extracto de valeriana con diazepam, con otros extractos vegetales y frente a placebo, observando cambios en el EEC, que no tienen una clara interpretación clínica.

.

¿La Valeriana, es tóxica?

.

Prácticamente todos los artículos publicados y las obras de consulta consideran que la droga carece de toxicidad. La toxicidad aguda y subaguda es muy baja tanto en ratón (extracto etanólico de raíz de valeriana, DL50 de 3,3 g/kg, tras administración vía ip) como en rata (subaguda también por vía ip, dosis de 400-600 mg/kg/día durante 45 días). En otro estudio a dosis de 300 y 600 mg/kg/día durante 30 días no produjeron cambios significativos en los parámetros habituales

En el hombre la toxicidad aguda de la valeriana es muy baja. La administración de aproximadamente 20 veces la dosis terapéutica recomendada de raíz de valeriana origina síntomas benignos (fatiga, calambres abdominales, opresión de pecho, mareos, temblor de manos y midriasis) que desaparecen dentro de las 24 horas siguientes.

El aceite esencial obtenido de raíz de valeriana es bastante tóxico (DL50: 1500 mg/100 g de peso corporal, en rata)35.

La valeranona es muy poco tóxica: su DL50 fue superior a 3 g/kg en rata y ratón

Los valepotriatos han mostrado citotoxicidad en ensayos in vitro, pero ésta no parece haberse demostrado in vivo. Como ya se ha comentado, los valepotriatos son muy inestables, por lo que no se suelen encontrar en preparados de fitofármacos comerciales y presentan muy pequeña absorción.

El valtrato ha mostrado una toxicidad muy elevada sobre las células de hepatomas de rata; in vivo, la administración de didrovaltrato (ip, ratón) produce mejoría e incluso remisión en un porcentaje elevado de casos de tumor ascítico de Krebs II 37. Los valepotriatos tipo diénico (valtrato, isovaltrato y acevaltrato) muestran la mayor citotoxicidad, mientras que los de tipo monoénico (didrovaltrato e isovaleroxihidroxididrovaltrato) fueron de dos a tres veces menos tóxicos. En cuanto a los productos que proceden de la descomposición de los valepotriatos (baldrinal y homobaldrinal) fueron mucho menos tóxicos que los valepotriatos.

El isovaltral, procedente del isovaltrato, resultó tan citotóxico como éste último. Los ácidos valerénicos mostraron escasa toxicidad. Se observa muy claramente una relación entre el contenido en valepotriatos en las tinturas recientemente preparadas y su toxicidad. Durante el almacenamiento los valepotriatos se descomponen, lo que se traduce en una disminución del efecto citotóxico38.

Los valepotriatos se emplean en algunos países como ansiolíticos y antidepresores

Baldrinal y homobaldrinal, compuestos que resultan de la descomposición de los valepotriatos, han mostrado actividad mutagénica in vitro frente a varias cepas de Salmonella.

.

BIBLIOGRAFIA

BIBLIOGRAFÍA

[1]

The Extra Pharmacopoeia (30.?? ed.). London: The Pharmaceutical Press, 1993.

[2]

?? ed.). Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo, 1997. Suppl. 1998.

[3]

Pharmacognosie. Phytochimie. Plantes M??dicinales (3.?? ed.). Par??s: ??ditions Tec & Doc, 1999.

[4]

Pr??cis de Mati??re M??dicale. Tomo III. Par??s: ??d. Masson & Cie, 1971.

[5]

Toxicology and Clinical Pharmacology of Herbal Products. Totowa: Humana Press, 2000.

[6]

Monograf??a de Valerianae radix (Valeriana officinalis L.). Julio, 1997.

[7]

AA.The Merck Index (12.?? ed.). Whitehouse Station: Merck & CO., 1996.

[8]

Herbal Medicines. A guide for Healthcare Professionals. London: The Pharmaceutical Press, 1996.

[9]

100 Plantes M??dicinales (2.?? ed.). Niza: Romart, 1998.

[10]

Bestimmung von Valerensauren und Valerenal neben Valepotriaten in Valeriana officinalis durch HPLC. Pharmazeutische Ztg 1983, 128: 2869-71 y H??nsel R et al., Pharm Ind 1985, 47: 531-3, en Rombi M 1991.

[11]

Rational Phytotherapy. A Physicians’ Guide to Herbal Medicine. Springer-Verlag, 2001.

[12]

Seasonal Variation of the Essential Oil, Valerenic Acid and Derivatives in Valeriana officinalis Roots and Rhizomes, and the Selection of Plants Suitable for Phytomedicines. Planta Med 1998, 64(2): 143-7.

[13]

Valeriana officinalis: traditional use and recent evaluation of activity. Fitoterapia 1995, 66(2): 99-111.

[14]

On the spasmolytic activity of Valeriana extracts. Planta Med 1979, 37: 84-95.

[15]

Antispasmodic effects of valeriana compounds: an in vivo and in vitro study on the guinea-pig ileum. Arch Int Pharmacodyn Ther 1982, 257(2): 274-87.

[16]

Vergleichende Untersuchungen ??ber die sedierende Wirkung von Baldrianextrakten, Valepotriaten und ihren Abbauprodukten. Planta Med 1980, 38: 358-65.

[17]

Pharmacological screening of valerenal and some other components of essential oil of Valeriana officinalis. Planta Med 1981, 42: 62-8.

[18]

In vitro study on the interaction of Valeriana officinalis L. extracts and their amino acids on GABAA receptor in rat brain. Arzneimittel Forschung 1995, 45(7): 753-5.

[19]

Effects of Valeriana officinalis extracts on [3H]flunitrazepam binding, synaptosomal [3H]GABA uptake, and hippocampal [3H]GABA release. Neurochem Res 1999, 24(11): 1373-8.

[20]

Synaptosomal GABA release as influenced by valerian root extract-involvement of the GABA carrier. Arch Int Pharmacodyn Ther 1994, 327(2): 220-31.

[21]

The scientific basis for the reputed activity of valerian. J Pharm Pharmacol 1999, 51(5): 505-12.

[22]

Aqueous extract of valerian root (Valeriana officinalis L.) improves sleep quality in man. Pharmacol Biochem Behav 1982, 17: 65-71.

[23]

Effect of valerian on human sleep. Psychopharmacology 1985, 87: 406-9.

[24]

The quantitative EEG as a screening instrument to identify sedative effects of single dosis of plant extracts in comparison with diazepam. Phytomedicine 1998, 5: 449-58.

[25]

Therapie von Insomnien: Wirksamkeit und Vertr??glichkeit eines Baldrian-Pr??parates. Psychopharmakotherapie 1996, 3: 109-15.

[26]

Critical evaluation of the effect of valerian extract on sleep structure and sleep quality. Pharmacopsychiatry 2000, 33(2): 47-53.

[27]

Central nervous depressant activity of valerenic acid in the mouse. Planta Med 1985, 1: 28-31.

[28]

Psychopharmaka und Verkehrssicherheit. Der Einflus von Euvegal-Dragees forte auf die Fahrt??chtigkeit und Kombinationswirkungen mit Alcohol. Z Allg Med 1995, 71: 1215-25.

[29]

Effects of two plant-based sleep remedies on vigilance. Schweiz Rundsch Med Prax 1996, 85(15): 473-81.

[30]

The Complete German Commission E Monographs: Therapeutic Guide to Herbal Medicines (1.?? ed.). Austin (Texas): American Botanical Council, 1998.

[31]

What are the possibilities and limits of therapy with European native drugs in modern clinical medicine? J Ethnopharmacol 1991, 32: 187-93.

[32]

Valeriana officinalis and Crataegus oxyacantha: toxicity from repeated administration and pharmacologic investigations. J Pharm Belg 1991, 46(3): 165-76.

[33]

Pharmacological investigation of certain Valeriana officinalis L. extracts. J Pharm Sci 1961, 50: 240-4.

[34]

Valerian overdose: a case report. Vet Hum Toxicol 1995, 37(4): 364-5.

[35]

??ber die Giftigkeit und Vertr??glichkeit von ??therischen ??len. Pharmazie 1959, 14: 435-45.

[36]

Untersuchungen zur Isolierung und pharmakodynamischen Aktivit??t des Sesquiterpens Valeranon aus Nardostachys jatamansi DC. Arzneim Forsch Drug Res 1978, 28: 7-13.

[37]

Biological and therapeutic activity. The evaluation of substances derived from natural sources. En: Barton D, Ollis WD (editores). Advances in medicinal phytochemistry. Londres: John Libbey, 1986; 13-23; en Rombi M, 1998.

[38]

Cytotoxic potential of valerian constituents and valerian tinctures. Phytomedicine 1998, 5: 3-225.

[39]

Effects of a prolonged administration of valepotriates in rats on the mothers and their offspring. J Ethnofharmacol 1994, 41(1-2): 39-44.

[40]

Tyler’s Herbs of Choice. The Therapeutic Use of Phytomedicinals. Binghamton: The Haworth Press, 2000.

Categories:

Comments are closed